El tetracampeón demuestra su idilio con Shanghái

Foto: Zimbio

Después de alzar el domingo el título del Rakuten Open de Tokio sin ceder ningún parcial. Novak Djokovic llegaba a una de sus semanas favoritas de la temporada. Es decir, al Shanghái Rolex Masters. Lugar donde ha conseguido ganar durante cuatro ocasiones y su peor registro se marca en la ronda de semifinales.

Durante el horario vespertino, la primera raqueta del mundo, se deshizo de Denis Shapovalov por 6-3, 6-3 en 68 minutos de partido. Con el ritmo armado desde la capital japonesa, llegó con confianza a la ciudad china. Los dolores de hombre parecían estar en el olvido para el serbio que sirvió de maravilla en el primer parcial. Muchísimos primeros que le valían para comandar el punto tanto con el revés como con la derecha. Realizó puntos impecables con una movilidad de piernas fiable para un primer encuentro en un torneo.

El canadiense tenía constancia de que iba a tener que sufrir mucho y a base de trabajo podía ir sacando con apuros sus turnos de servicio. Con 4-3, Djokovic se puso a jugar muy profundo, apretando con ambos golpes y provocando muchas veces el error. En aquel instante llegó el break para que llegara el desenlace con su saque.

Los golpes no salían con tanta inspiración en el inicio del segundo parcial. Shapovalov, por su parte, tuvo la opción de ponerse con ventaja en el electrónico pero se topó con un muro delante. Las sensaciones no eran las mismas al set inicial pero pudo superar el que sería el momento más duro del encuentro para él.

Tras ese instante, llegó el quiebre con Denis teniendo que jugar con segundos ya que mentalmente fue afectado por lo visto delante. Con el break en el bolsillo, volvió a regresar la grandiosa cuantía de Novak en cuanto a nivel. Los golpes eran espectaculares y sobretodo su concentración no decayó tampoco en los momentos que tuvo mayores problemas. Surcó por dos aspectos. En principio, con el partido dominado y después teniendo que levantar opciones complicadas. Ambas las sacó con nota para finalizar su debut en Shanghái al resto. Mañana, deberá verse las caras con John Isner.

You may also like...

Leave a Reply

%d bloggers like this: