Medvedev sabe aprovechar sus oportunidades

Foto: Zimbio

El primer turno de la pista central en el Rolex Shanghái Masters finalizó con el triunfo de Daniil Medvedev sobre Vasek Pospisil por 7-6(7), 7-5 en dos horas y cinco minutos de juego. Se clasifica por duodécima vez a unos cuartos de final de un torneo durante esta temporada gozando de esta ronda en sus últimos seis torneos.

Fue un encuentro que se decidió por ligeros detalles. El tenista ruso aprovechó esas opciones. En un primer parcial que se complicó a causa de ir un break por debajo, en el momento oportuno quebró para llegar a la igualdad y certificar el pase al Tie-Break. Un agresivo Vasek muy inspirado con su derecha y sus acometidas hacia la red, se situó con mini break por delante frente a un Daniil que se quejaba por algunos errores forzados que buscaba el canadiense.

Se colocó en modo muro y remontó aunque el primero en tener bola de set fue Pospisil. Justamente, en aquel momento, llegó la doble falta. Gozó de otra opción para situarse por delante pero Daniil no lo dejó con dos grandiosos servicios que se quedaron sin respuesta. El ruso, por su parte, aprovechó su primera bola para marcharse al banco con rostro indiferente después de haber sufrido bastante para sentarse con ventaja.

Llegó el quiebre muy pronto en el segundo set. Parecía que Vasek podía bajar sus prestaciones tras la dureza mental del asalto anterior pero no ocurrió. Tras un juego muy largo, empató y fueron adelante sacando sus respectivos turnos de servicio. No hubo situaciones al resto hasta que el canadiense servía con 5-6. Se barajaba un juego tranquilo al servir muy bien con 40-15. Sin embargo, una doble falta, un punto en juego por Daniil, un error y otro error forzado por el No.4 del mundo, trajo que se despidiera del encuentro con Medvedev demostrando tener esa característica de campeón al oler sangre cuando el oponente está herido.

You may also like...

Leave a Reply

%d bloggers like this: