Sin complicaciones

Foto: Zimbio

Novak Djokovic continúa inspirado, sigue dando esa sensación de autoridad cuando acude a la pista. Una semana muy especial para él como es el Rolex Shanghái Masters, le siente nuevamente en la ronda de cuartos de final al doblegar a John Isner por 7-5, 6-3 en 70 minutos de juego.

Al igual que ante Denis Shapovalov, el serbio comenzó muy sólido con el servicio. Con los primeros llegaba la gloria ya que no cabía la respuesta o llegaba el golpe ganador en el tercer golpe. Por tanto, apenas hubo ritmo ya que John tuvo a su gran aliado muy cerca.

Al pasar 35 minutos de juego, llegó el primer momento trascendente del encuentro. Algún que otro segundo, Djokovic poniendo la bola en juego, dos errores consecutivos, pérdida de confianza a la hora de ver lo que tenía delante ya que el serbio se situó en modo roca. Por tanto, aprovechó la bola de break que dispuso para poder llevarse el primer parcial.

En el segundo, el estadounidense con mayor miedo por lo sucedido poco antes, tiró bastantes primeros y eso valió al serbio para restar a la perfección y no especular. Persuasivo con sus tiros, inspirado también con el golpe de derecha gozó de la segunda bola de rotura que tuvo en el partido con una celebración similar a cuando se gana un encuentro sabiendo la la importancia del mismo.

Con 2-5, el depredador regresó a poner sus opciones encima de la mesa acercándose con un 0-30. Sin embargo, la presa encontró escapatoria cuajando buenos golpes de defensa queriendo continuar en liza. Sin embargo, con su servicio el No.1 del mundo, no especuló y con un saque directo dio por finalizado su vuelta por la selva en busca de próximas víctimas. Mañana, Stefanos Tsitsipas o Hubert Hurkacz.

You may also like...

Leave a Reply

%d bloggers like this: