Djokovic activa la máquina

Djokovic-ATP Finals

Foto: Zimbio

Estreno contundente de Novak Djokovic en el Grupo Bjong Borg al derrotar en el estreno de las ATP Finals 2019 al debutante Matteo Berrettini por 6-2, 6-1 en 63 minutos.

Cómo bien indicaba su raquetero, el cinco veces campeón de este torneo, inauguraba la edición ante un debutante que venía de cosechar la última plaza sufriendo hasta el último momento ya que la situación pudo estar en manos de Gael Monfils en el Masters 1000 de París.

Siendo la primera vez que se veían las caras en partida oficial, el italiano quiso no achantarse de la situación queriendo mostrar un juego bastante agresivo. Lo consiguió hasta el ecuador del primer parcial cuando el actual No.2 del mundo, aumentó sus credenciales, se posicionó con mejores garantías y ascendió su nivel al resto.

El serbio seguro de sus opciones, muy seguro desde el fondo y moviendo la bola muy bien además de tener el aliado del saque como buen arma, cosechó dos quiebres de manera consecutiva. Berrettini pecó de muchos errores con su derecha sin poder encontrar un patrón de juego conciso al tener al otro lado un muro que traía todo tipo de bolas con mucho peso. En apenas 30 minutos, se adelantaba con un 6-2.

Sin poder gozar de las sensaciones pertinente con su golpe de derecha, el juego de Matteo decaía bastante. Queriendo pegar muy duro a la bola los errores se multiplicaban ante un Djokovic que iba activando la máquina impecable con su servicio frente a un oponente que todos los puntos que servía debían ser jugados desde el fondo y ese desgaste conllevó a que el serbio se colocara con doble break encontrándose a la perfección.

Sin embargo la regularidad que estaba llevando hasta el instante fue quebrada. No pudo dosificar sus pensamientos continuando con la competitividad oportuna y fueron varios segundos los que salieron de su raqueta. En el 30-30, dos errores claros, uno con una derecha plácida dentro de pista y después otro revés fuera de la línea de doble, dejaron subsistir un poco más al tenista italiano.

Sin servicios que le dieran oportunidades para ser protagonista, era Djokovic quién lideraba desde el fondo, realizando unos restos muy precisos. La máquina se volvió a cargar de batería y en camino hacia el triunfo no dejó pasajeros a bordo durante los 63 minutos de la acción.

You may also like...

Leave a Reply

%d bloggers like this: