Olé por ti, Rober

Foto: Davis Cup

El primer punto de España en las Davis Cup Finals en la Caja Mágica de Madrid lo consiguió Roberto Bautista al vencer a Felix-Auger Aliassime por 7-6(3), 6-3 en hora y 49 minutos de partido.

Esta misma semana en consecuencia del fallecimiento de su padre, el tenista castellonense tuvo que marcharse del equipo capitaneado por Sergi Bruguera. Sin embargo, regresó, apoyó y se postuló como candidato para salir a la cancha para ayudar a su equipo.

No iba a ser nada sencillo aunque el joven tenista canadiense iba a jugar su primer partido del campeonato. Frank Dancevic le vio con confianza y decidió alinearlo en busca de sacar adelante el primer partido.

Su agresividad, la derecha ofensiva y el jugar metido sobre la pista fueron sus armas fundamentales compitiendo de cara. De ahí llegaron bastantes errores no forzados aunque fue el primero en disponer una bola de break con sus compatriotas que le acompañaban con fuerza y tesón.

El saque abierto hacia el revés desde el lado de la ventaja evitó que el canadiense volara durante la primera manga. Evitó el quiebre pero su juego se trataba de estar muy lejos de la línea de fondo y aquello dificultaba poder mover a Felix.

Aun así, el primer golpe estaba saliendo rentable para Bautista. Sin muchas dilaciones, alcanzaron la muerte súbita que se dirimió por muy pocos detalles. El español convalidó su asignatura mediante su seguridad con Aliassime cayendo en el destrozo de los errores.

La furia española comenzó a avivarse en el recinto mágico con un Roberto que podía gozar de situarse más cerca de la línea de fondo. Se marchó con el primer break del encuentro pero el joven canadiense queriendo jugar desde su juego alegre no se excusó y continuó en la lucha.

El envite cogió una postura jamás alcanzada hasta el instante. La presión ascendía, los servicios no salían con tanta floritura y la novena raqueta del mundo volvió a coger diferencias robando el juego en blanco. La confirmación del break, fue costosa pero lo importante cabía en el marcador con el 2-5; un solo juego separaba el primer punto.

Cerca de encontrarse con la bola de partido, Felix Auger-Aliassime pudo frenar el auge de su oponente en un juego que casi duró ocho minutos para traspasar todo tipo de presión.

Con un ‘Vamos’ inauguró el casillero en su juego creando a la grada el impacto que se necesitaba. Dos errores de Aliassime le llevaron a gozar de la bola de partido que se resolvió con un revés al pasillo del canadiense.

You may also like...

Leave a Reply

%d bloggers like this: