Aliona Bolsova camina por la vía rápida en Roland Garros